Lindsay.com Menú
South America

Puentes

Atenuación de congestionamientos:
A medida que el tráfico diario que circula por un puente aumenta con el tiempo, las autoridades deben hallar una manera de aumentar su capacidad para adaptarlo al flujo de circulación. La construcción de un puente nuevo es extremadamente costosa y, a menudo, ni siquiera constituye una opción viable. El método rentable y expeditivo para la ampliación de la capacidad de un puente consiste en crear instalaciones para carriles controlados donde la configuración de carriles del puente sea flexible y refleje la demanda de tráfico en horas pico. Los carriles de tráfico se pueden cambiar con conos y luces elevadas, aunque no se podrán evitar los accidentes por cruces a carriles de dirección opuesta, ni las consecuentes lesiones y fatalidades.

La Barrera móvil permite crear carriles controlados y, al mismo tiempo, brindar protección con barreras positivas. La pared de barrera se eleva desde la superficie del camino y se desplaza en sentido lateral en uno o más carriles a velocidades de hasta 16 km/h para satisfacer la demanda del tráfico pico y, al mismo tiempo, eliminar los accidentes por cruces a carriles de dirección opuesta.

 

Agilización de la construcción y aumento de la seguridad:
Los proyectos de trabajo en puentes imponen varios desafíos. El espacio limitado para los vehículos, los equipos y los trabajadores aumenta el número de etapas y el costo de construcción, y prolonga el trabajo. La seguridad también se ve comprometida si todo el trabajo se debe realizar en un área de trabajo reducida, y las áreas de trabajo en puentes en las que el espacio de trabajo se flexibiliza con conos y barriles resultan, por naturaleza, peligrosas para los trabajadores y los conductores.

La barrera móvil crea un área de trabajo en puentes segura y flexible que los contratistas pueden expandir fuera de los períodos de las horas de tráfico pico y reducir o, incluso, cerrar durante las horas de tráfico pico para maximizar la circulación. En la zona expandida, se pueden usar equipos de construcción más grandes y eficientes, lo cual elimina las etapas y permite la finalización de muchos proyectos de reconstrucción de cubiertas en una temporada, sin necesidad de recurrir a una segunda.